• qzureya

Solsticio de Verano

No podemos vivir sin LUZ. La tenemos en el sol, en el fuego, y por supuesto, a través de la electricidad y también dentro. La luz nos acompaña constantemente.


La naturaleza es tan generosa que nos regala cuatro fechas iniciáticas en el año, los solsticios, generalmente el 20-21 de junio y de diciembre. Las otras dos fechas son los equinoccios, entre el 20-21 de marzo y de septiembre.

El solsticio de verano será el próximo 20 de junio a las 11:31 pm.

Celebra conmigo la llegada del día más largo del año. Prepárate espiritualmente al ritmo de la naturaleza con sugerencias que te harán más consciente de la luz que habita en ti, de la luz que eres.




Reflexión:


Hoy día, el acceso al mundo es tan fácil navegando a través de internet, las tarjetas de crédito, Zoom, WhatsApp y varias plataformas, ha hecho que nos olvidemos de lo esencial, lo sencillo, y al mismo tiempo, la profundidad que nos brinda todos los días el universo, la naturaleza y sus misteriosos regalos.


Antiguas civilizaciones han festejado y celebrado la llegada del Solsticio, la llegada de la LUZ. Es una celebración que data de 5000 años A.C.

En el solsticio de verano del hemisferio norte, el Sol alcanza la cumbre en el cielo al mediodía sobre el trópico de cáncer, el 20 o el 21 de junio y el 21 o el 22 de diciembre de cada año en el trópico de Capricornio.




Estas fechas iniciáticas como lo son los solsticios y los equinoccios tienen más importancia que solo la de marcar la llegada de cada estación. Son fechas que nos ayudan a despertar nuestra consciencia.





La fecha del solsticio es particularmente importante porque a partir de ese día los días serán cada vez cortos hasta la llegada del solsticio de invierno en diciembre, debido a ello se celebra ese día lleno de luz.


La palabra solsticio proviene del latín solstitium, es decir, sol sistere, que significa sol quieto. Es el día más largo del año llega el jueves 21 de junio.






La adoración, celebración y honra al Sol se ha mantenido a través de los anos por su conexión con la vida, su importancia en la continuidad de la existencia. Así como la noche más larga del ano es el día del solsticio de invierno el 21 de diciembre cuando en esa fecha y en Halloween los muertos pasan el umbral y visitan a los vivos, el 21 de junio, el día más largo del año, es el día en el que el velo entre la luz y los hombres es más delgado y fácil de cruzar.


Se dice que este día nos visitan seres de luz, maestros y guías espirituales, lo cual nos indica la importancia de prepararnos para recibirles, estar listos para conectarnos con la luz. Esa divina luz que siempre hemos tenido, pero hemos olvidado

El mes de junio está lleno de grandes significados.


Algunos dicen que el nombre junio proviene de una de las diosas más respetadas del Olimpo, Juno, conocida como Hera por los griegos, quien era la esposa de Zeus. Por lo tanto, además de la llegada de la luz, este mes celebra a su diosa.


A Hera/Juno las mujeres solteras le hacían peticiones para encontrar esposo, para tener hijos, para la fertilidad y la fidelidad.

Juno, originalmente fue conocida como Juno Moneta, la diosa de la riqueza.

Junio nos trae cosecha, fertilidad, frutos, abundancia, existencia, vida representada en el sol con su hermoso solsticio. Debido a esto en mi opinión es justo nombrar a la diosa de la agricultura, del grano y la cosecha, Deméter, quien también siendo su hermana (como Hera) y amante de Zeus, le pario a una hija llamada Perséfone.




La cultura Celta celebraba el solsticio con diferentes rituales y actividades agradeciendo a la Diosa de la Tierra Litha o Lithia por su fertilidad y cosecha.

También adoraban al dios Cernunno, dios del bosque, de los animales y la fertilidad, el Dios.






Introspección:


1) Y tú, ¿qué quieres cosechar?

2) ¿Qué ciclo te gustaría cerrar?

3) ¿Que deseas dejar partir?

4) ¿Qué partes de ti están en la oscuridad?

5) ¿Cuáles son tus partes luminosas?

6) ¿A qué partes de ti quieres llevarle LUZ?

7) ¿Que deseas agradecer?

Cosechas lo que siembras.


¿Qué sembraste ayer, hace un mes, un año o más? Si no te gusta tu cosecha, presta atención a lo que sembraras a partir de hoy.

Te abrazo desde mi luz.




©Derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial.

®Zureya Queipo www.zureyaqueipo.com


Tu Altar de Luz



¿Un altar?

Un altar es un lugar que nos ayuda a conectarnos con lo sagrado, con nuestra propia divinidad, con la fuente, con el todo. Facilitará tu conexión interna, con tu armonía y tu sabiduría. Genera paz y tranquilidad cuando las cosas no andan bien

Si no sabes dónde ubicarlo, camina por tu casa habrá un ‘algo’ que te dirá ‘aquí’ .


Elementos para crear tu altar




El elemento Tierra lo puedes representar por cuarzos, piedras, flores.

El elemento Aire lo simbolizas con incienso, las plumas, las campanas.

El elemento fuego lo representas con las velas.

El elemento agua como un florero con agua, una concha de mar.

Coloca en tu altar objetos con los que tu vibres, que tengan significado para ti.

Si buscas en tu jardín una piedra, una flor, unas ramas, deja que te escojan a ti.



Durante el solsticio es ideal adornar el altar con colores brillantes como el amarillo, rojo y naranja. Las flores más recomendadas son los girasoles o cualquier flor de tu agrado con esos colores símiles al sol.










El día del solsticio es el día más largo del año, por lo tanto, al utilizar tu altar, lo que coloques allí, se impregnara de LUZ.

Cuanto más uses tu altar, más se ira cargando de la energía amorosa, vibracional y lumínica. Esta energía se ira expandiendo por toda tu casa.








Puedes prender sahumerio, incienso, palo santo, salvia, sobre todo los primeros días para activarlo.








Aprovecha la oportunidad de realizar un altar agradeciendo los frutos que has cosechado este año. Después de meses difíciles te invito a agradecer la vida, la salud, la comida sobre tu mesa, los que partieron, los que están y también a ti misma/o.





Importante:


Como puedes darte cuenta, lo puedes hacer tan sencillo y tan elaborado como lo desees.

Tu altar mostrara esa parte sagrada e invisible de ti en el plano físico.





De mi LUZ a la tuya, Zureya.


©Derechos reservados. Prohibida la reproducción total o parcial.

®Zureya Queipo www.zureyaqueipo.com




12 visualizaciones0 comentarios