Ritual de Luna del Lobo - Luna Llena en Leo

¡Excelente luna para que realices un ritual purificador!


Luna del Lobo, según los nativos americanos. Esta luna en Leo, signo de fuego, es excelente para que tomes consciente de que quien eres, que quieres y como quieres llevarlo afuera. Momento muy bueno para dejar partir viejos hábitos, o dejar de hacer lo que no te satisface o lo que estas haciendo solo por hacerlo. Tú tienes cualidades. Fortalezas, talentos y el mundo está esperando por ti para que los muestres. Todo esto ayudado por la energía del signo Acuario, signo de aire.

Además, presta atención como te expresas, porque podría haber exceso del mismo. Exprésate, hazlo, pero sin drama por favor.

Dos energías super poderosas: el fuego de Leo eleva las llamas, arde y quema lo que te detiene, pero el aire de Acuario sopla llevándose lo viejo.


Preparación:


Detente un momento a observar tus pensamientos.


Presta atención si son poderosos, si te ayudan a lograr tus metas, si te hacen sentir fuerte y empoderada o si, por el contrario, tus pensamientos te encuadran en limitación, carencia, en lo ‘poquito’.


También puedes observar tu día-día y lo que haces. Te gusta lo que haces o has venido pensado en un cambio que no te atreves a dar. Este es un buen momento para hacer aquello con lo que vibras, lo que te gusta. Puedes inclusive tomar nota de algo mundial que te gustaría que fuera diferente, por ejemplo, un planeta libre de COVID.


Que necesitas:


Cuando ya estés consciente de ‘aquello’ que quieres dejar partir, busca:


* Una vela color morado

* Una hoja blanca que puedes cortar en tantos pedazos como cosas que quieras trasmutar

* Salvia blanca, estoraque o copal

* Un recipiente pequeño vacío


El ritual:


Cuando estés lista/listo, busca el lugar en el que deseas realizar el ritual.

Puede ser en tu altar, o en el patio de casa o en un parque. Lo ideal es no tengas interrupciones.

Limpia un poco el área, con incienso o salvia, o lo que te guste quemar. Di en voz alta la oración que tu desees, una a la que estés acostumbrada y te ayude a centrarte. Quizás solo sea la respiración, de ser así, hazte consciente de ella.

Estés en un lugar cerrado o abierto, ponte en sintonía con la luna, luego enciende la vela en honor a ella. Toma en cuenta que miles o millones de personas podrían estar haciendo lo mismo esa noche.


Sintonízate con esa energía de Leo y Acuario que abriga el planeta. Recita desde tu corazón lo que quieras decir en ese momento especial. Quizás agradecer la luna, la energía del fuego y del aire solicitando permiso y ayuda para transmutar lo que deseas.


Una vez hayas hecho eso, escribe en un papel los miedos, hábitos, pensamientos negativos, o lo que sea que este bloqueando tu camino a la plenitud.


Zureya Queipo, una mujer sabia.




14 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo