top of page

La importancia de la meditación durante el período de Mercurio retrógrado



La meditación durante el período de Mercurio retrógrado es esencial para nuestro

bienestar espiritual. D


ebido a que los efectos de Mercurio retrógrado son más

fuertes y notorios que los de otros planetas, es fundamental prepararse

espiritualmente para afrontarlos. En este artículo, presentamos algunas opciones

de meditación que puedes utilizar para evitar que te afecten negativamente.


Ritual de sanación

Mercurio retrógrado es un aliado para la sanación espiritual, por lo que es una

oportunidad para liberar todo lo negativo y dañino. Para este ritual solo necesitas

una vela verde y un poco de romero.


Busca un lugar tranquilo, enciende la vela y concéntrate en tu respiración. Piensa

en todo lo que te está afectando espiritualmente, como los celos, la envidia, la

rabia o la tristeza.


Cuando tengas identificado todo lo que te hace daño, quema el romero y siente

como todo se va junto con el humo de la hierba aromática. Si no puedes quemar

romero, haz una infusión y bébela mientras sientes cómo tu cuerpo y alma se

purifican de sentimientos nocivos.


Visualización del futuro

Durante el período de Mercurio retrógrado, es una oportunidad para planificar. Una

opción es llevar la planificación a un nivel espiritual a través de la visualización.

Para ello, busca un lugar tranquilo en el que puedas estar sin interrupciones y

ponte en una posición cómoda.


Cierra los ojos y visualiza todo lo que deseas y los planes y proyectos que pronto

iniciarás. Siente como si ya lo estuvieras haciendo y pídele ayuda a tus guías

espirituales para que te den las señales que necesitas.


Cuando hayas visualizado todo lo que quieres, escribe en un papel todo lo que te

llamó la atención y las señales que recibiste. Durante el período de Mercurio

retrógrado, lee tu hoja diariamente y realiza la visualización siempre que puedas,

ya que es posible que recibas nuevas señales.


Meditación de la comunicación

Mercurio es el planeta regente de la comunicación, y cuando está retrógrado,

puede haber un entorpecimiento en ella que nos lleve a decir lo que no es o de la

forma incorrecta. Para evitar situaciones conflictivas, puedes practicar esta

meditación durante el período de Mercurio retrógrado.


Consigue un cristal azul, como ágata de encaje azul, lapislázuli, sodalita, turquesa

o aguamarina. Pasa una varita de incienso o palo santo encendido por el cristal y

consagra el cristal para que te ayude en tus procesos comunicativos.


Después de esto, acuéstate en un lugar tranquilo y ponte el cristal sobre tu

garganta. Visualiza teniendo conversaciones asertivas y adecuadas, y pídele a tus

guías espirituales que te ayuden a tener siempre una buena comunicación, no solo

con las demás personas sino también contigo mismo.


La meditación es una herramienta poderosa para prepararnos espiritualmente,

toma este período como una oportunidad para crecer espiritualmente.

7 visualizaciones0 comentarios

コメント


bottom of page