Aprende a escuchar tu Alma

El alma nos habla. Tenemos un alma individual y un alma o conciencia familiar que pertenece a otra más grande. A través de la canalización de mi ángel, entendí que el alma es aquello que el ser humano tiene en cada encarnación y la suma de todas esas almas es el espíritu.


El alma va más allá de nuestros pensamientos, de lo que creemos que queremos. Es una sensación parecida, en algunos casos, a la intuición. La intuición trata de estar segura sin tener pruebas. Es una sensación visceral que se manifiesta a través de la reacción de tu cuerpo como la piel de gallina, dolor de estómago, presentimiento.


El alma es sutil, no lo escuchas a través de palabras, no lo ves, no tiene una forma física, pero se puede mostrar en una palabra o en una imagen. Es decir, es un misterio que pierde esta característica si lo definimos, pero creemos que está ahí. El alma forma parte de lo que tú eres.


Yo la llamo susurro, pero cuando le prestamos atención al alma, este se convierte en una voz muy fuerte que te dirige por dónde ir y sabe realmente por dónde quieres ir y qué decisiones quieres tomar. El alma es sabia y profunda.


Es importante que te des cuenta de qué manera tu alma te habla. Se expresa, independientemente de nuestro sentido del humor, indecisiones, inseguridades, etc. Aunque no hay una manera específica, en la que tu alma te habla, muchas veces lo hace a través del presentimiento, sueños, mensajes, algún libro que estás leyendo. A veces hay alguna situación que no se ha planteado, pero la respuesta llega de alguna manera.


¡Tú puedes aprender a escuchar los susurros de tu alma!

Cuando aprendes a escuchar la voz de tu alma, te sientes más libre de carga, más ligera en tu vida y más asertiva. Si bien los seres humanos tenemos que seguir una serie de pasos para realizar una actividad, para escuchar a tu alma debes aprender a estar contigo misma.


Como seres humanos tenemos una rutina y cada vez estamos más ocupados. Es en este momento cuando es más difícil escuchar, seguir y prestar atención a aquel susurro, esa voz silente que no tiene palabras, pero al mismo tiempo, es un grito. Es importante, tener un tiempo para estar con uno mismo, a pesar de los contratiempos, adversidades, contingencias, etc. Para validar lo que estoy sintiendo, es importante tener un momento de paz y tranquilidad, en el que empezarán a llegar los mensajes.


Y tú ¿cuánto tiempo te dedicas a ti misma de manera interna?


Es necesario encontrar un tiempo para ti, aun cuando estés muy ocupada, al menos 10 minutos. Desconéctate de todo, puedes encender una vela o incienso. Es bueno tener un rincón sagrado para ti, donde puedes meditar, visualizar, orar, el cual se va llenando de esa vibración y energía. Cuando sientes que estás muy insegura o muy fuera de ti, al recurrir a este “altar” sentirás una retroalimentación, a estar contigo misma.


Cuando estés contigo misma, es bueno buscar tranquilizar tu mente, pero ¿cómo hacerlo? Puedes fijar tu atención en una cosa como un cuadro, el agua que cae. Al centrar tu atención en una cosa específica sin buscarla conscientemente, te empezará a llegar información


El alma es tan fuerte que, sin palabras, te llegará la información que quieres. Puedes buscar alguna actividad como caminar en el bosque, a la orilla del mar, sentarte bajo un árbol ¡Tienes que descubrir aquello que tranquiliza tu mente para escuchar la voz de tu alma!


Muchas veces puedes sentir que tu mente no puede estar quieta o no sabes estar sola, pero si tu no puedes, entonces ¿quién lo hará? No es una tarea fácil, pero puedes empezar con 5 minutos al día. Busca un momento para ti. Te invito a que aprendas a escuchar aquello que llamamos alma, que nos habla.


Cuando sientas esa paz, pregúntate ¿qué estás sintiendo en ese momento? Puedes hacer respiraciones profundas e ir hacia dentro de ti misma. Puedes sentir amor, tristeza, alegría o tal vez nada, que también es válido. También pregúntate ¿qué es lo que verdaderamente quieres para ti? Como seres humanos, podemos querer dinero, pareja, casa, carro, viajes, etc. Sin embargo, imagina que tienes todo eso por un momento, ¿con qué te quedas? ¿Cómo pasarías tu tiempo?


Hoy por hoy, en el escenario en el que te encuentres (casada, soltera, viuda, trabajando, juntando dinero, no te gusta tu jefe, etc.), existe otra llave que te puede ayudar a abrir las puertas del universo: el agradecimiento. Este es un gran susurro del alma, porque es fácil agradecer y ser agradecido, cuando nos va bien y las cosas marchan como queremos. Sin embargo, ¿qué tan agradecido eres cuando las cosas no salen como tú querías? Por ejemplo, tienes problemas con tu pareja, problemas financieros, tienes a un familiar enfermo. Ahí es donde brota la sabiduría grande de agradecer, no importa lo que esté pasando.



A través de las constelaciones familiares, se muestra todo a nivel inconsciente. Muestra los movimientos y dinámicas ocultas que tenemos en nuestras familias y en diferentes aspectos de nuestras vidas. Cuando nosotros nos aceptamos y aprendemos a escuchar, es momento de preguntarnos si hay algo dentro de mi que no quiero saber y entonces, ¿qué puedo hacer yo? Muchas veces tienes un sentimiento que no quieres sentir, pero sabes que lo sientes.


Al dictar la clase de constelaciones familiares, la explosión de la sabiduría nos llega cuando hemos experimentado eventos dolorosos, penosos, vergonzosos, traumáticos. Aunque no debería de ser así, pareciera que la toma de conciencia no nos llega a través de los momentos felices. Pareciera que tenemos que llegar al fondo de un abismo para renacer como el ave fénix y resurgir de las cenizas. Y es ahí cuando solemos prestar más atención al alma cuando nos habla.


Al ser agradecido en todo momento, recibirás regalos del universo. Tú tienes un alma ¡escúchala! Así no sepas que es el alma, solo tienes que colocar tus manos en tu corazón, respirar profundo y escuchar esa voz interna que no se equivoca, porque es sabia, poderosa, profunda. Solo así, obtendrás grandes respuestas.


Te invito a que vayas a mi web zureyaqueipo.com y te registres para que te llegue un ebook sobre 21 días de agradecimiento totalmente gratuito. Estamos en el primer trimestre del año y es maravilloso empezar el año agradeciendo. Te darás cuenta de cómo tu vida cambia, porque el agradecimiento es el grito de un alma agradecida, ese susurro se convierte en un grito que te va a dar paz y tranquilidad.


Te invito todos los domingos a mi programa “Zusurros del alma”, donde hablaremos sobre diferentes temas como las constelaciones familiares, registros akashicos, afirmaciones, cómo conseguir ese poder interno que lo sentimos perdido, ser agradecidos, relaciones sexo afectivas, relaciones con los padres, cómo ser buenos guías como padres. Incluso, puedes escribirme si te interesa saber sobre un tema en específico que deseas que hablemos.



17 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo